Los países nórdicos (Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia e Islandia) son muy mencionados últimamente cuando se habla de países exitosos, y es que es la realidad, los países nórdicos han demostrado tener mucho éxito en los últimos años, pero mucha gente se equivoca a la hora de evaluar y analizar las razones del éxito de estos países.

Al hacer el análisis del éxito económico de estos países, las personas caen en una falacia de causalidad, ya que se confunden y dicen que los países nórdicos son exitosos porque tienen un gran gasto público, cuando no es así, es como decir que alguien se hizo millonario por comprar un reloj de un millón de dólares.

Varias personas venden a los países nórdicos como países socialistas que tuvieron éxito, cuando en realidad no es así. Los países nórdicos optaron por muchas medidas capitalistas para llegar a su éxito, como el libre mercado, la libertad económica y la reducción del tamaño y presencia del Estado.

El ministro de Dinamarca aclaró que las economías nórdicas estaban lejos de ser economías planeadas socialistas, y que más bien eran economías de libre mercado.

«Sé que algunas personas en los Estados Unidos creen que el modelo de los países nórdicos es socialista. Me gustaría dejar una cosa muy clara, Dinamarca está muy lejos de ser una economía planificada socialista, en Dinamarca tenemos una economía de libre mercado».
Lars Løkke Rasmussen
Primer Ministro de Dinamarca

Fuente: Sweden Analytics

En la tabla anterior, vemos el caso de Suecia. Podemos notar la relación entre la inversión pública y la privada. Cuando el sector público es grande, el sector privado está incluso en números negativos, pero cuando disminuye, el sector privado crece, y cuando el sector privado crece es cuando podemos ver la evolución económica para bien del país.

Al haber hecho ese cambio y haber logrado un sector privado muy fuerte, los países nórdicos lograron salarios muy altos e índices de desempleo muy bajos, lo que les permitirá sostener ese «estado de bienestar» por un tiempo.

Fuente: Sweden Analytics

La tabla anterior muestra cómo el PIB per cápita aumenta cuando se emplea el libre mercado a principios del siglo XX.  En cuestión de 40 años, el PIB per cápita aumenta en un 50%. Luego, como a todo país exitoso, se le demanda tener un estado grande que mantenga a la población. «Welfare State», o estado de bienestar, es cuando esto se aplica y podemos ver cómo nuevamente el PIB per cápita baja y es necesaria la implementación de una reforma liberal para recuperar el rumbo al éxito.

Dicho todo esto, podemos concluir que, en los países nórdicos, el estado de bienestar y el alto gasto público no fueron la clave del éxito, sino una consecuencia de una economía de libre mercado. Está bien querer imitar a estos países, pero hagamos lo que hicieron para volverse ricos, no lo que hacen ahora que ya son ricos.

Autor

Sebastián Alvarez

Soy un estudiante de Cuarto Bachillerato. Me gusta mucho dar mi opinión sobre diferentes temas, como la economía y otros. Me gusta mucho tocar el piano. Estoy abierto a dudas, y todo tipo de opiniones serán bienvenidas.

Artículos del autor