Hace unas semanas fue el primer lunes de mayo, lo que significa: ¡Monday Met!

Antes que todo, repasando brevemente cuál es el objetivo de la Met Gala, es un evento benéfico y de recaudación de fondos para el “Costume Institute” del Museo Metropolitano de Arte. En este evento se pueden encontrar a unos 450 asistentes, los cuales dan la bienvenida a más o menos 600 invitados, desde modelos de la industria hasta actores e influencers. Claro, también se esperan a los diseñadores con sus musas.

La exhibición este año fue nombrada Sleeping Beauties: Reawakening Fashion y el código de vestimenta a los invitados fue: The Garden of Time, inspirado en la historia de J.G. Ballard con el mismo título. En el museo, fueron presentadas más de 250 piezas de la colección permanente, de las que varias nunca habían sido presentadas al público, ya que la temática buscaba rendir homenaje a más de 400 años de historia de la moda, donde incluirían diseños de Schiaparelli, Dior, Givenchy y más, ya que algunas prendas son extremadamente frágiles para volver a usarlas. Claramente, vimos varios looks florales y botánicos adornando la alfombra roja.

Los invitados desfilaron por la alfombra luciendo creaciones fascinantes inspiradas en hermosas piezas del pasado modernizadas y adaptadas al tema. Una de las tendencias más notables de la noche fue la reinvención de los clásicos, lo que era de esperar, y explicaremos por qué. El tema The Garden of Time, y esto claramente se interpreta a jardín, es decir, la moda floral, la naturaleza, estampados de flores y animales, inspiración en fantasía del bosque como hadas, por lo que no puede faltar alguna referencia a Disney y los colores. Aunque por otro lado, la palabra time puede dar a entender revivir diseños antiguos y cómo la moda ha cambiado al pasar de los años. Las especulaciones que más se notaron en redes sociales fueron princesas de Disney, como Tinkerbell, Alicia en el País de las Maravillas, bosques encantados, animales del bosque y, por otro lado, que utilizarán prendas icónicas de la temática como el vestido de mariposas de Effie Trinket en los Hunger Games o el icónico vestido de Dior Junon, anteriormente recreado por Maria Grazia que se encuentra en el Museo del Met.

«Florals? For spring? Groundbreaking», Miranda Priestly en The Devil Wears Prada

Ahora, a lo que venimos: ¿Quiénes fueron los mejores vestidos acorde al tema? En todo internet, hay miles de críticas a los invitados, algo que ya es común porque el público crea expectativas altas hacia cómo irán vestidos. Aunque hay que decir que este año, varias personas cumplieron el tema y hasta lo moldearon hacia sus ideas.

Igual que en todos los eventos, Zendaya es la ganadora. En esta ocasión, se le vio en un vestido de Maison Margiela por John Galliano, un vestido reinterpretado en un look de 1999 por Dior y con el maquillaje que estuvo en tendencia gracias al desfile del mismo Margiela en enero, el cual destaca por parecer la cara de una muñeca de porcelana. Los colores combinados y los detalles como el colibrí en su cuello, verdaderamente consiguen retratar la temática.

En segundo lugar, dejamos a Kendall Jenner con un conjunto de dos piezas de archivo de Givenchy (1999). Este conjunto nunca había sido utilizado por una modelo ni una persona. Fue hecho y puesto en un maniquí y Kendall al ser una modelo esbelta, entalla perfectamente el conjunto. Es importante recalcar que el color y forma del conjunto da un aire a villana del bosque, como Maléfica.

Finalmente, hablando de Maléfica, Elle Fanning gana en tercer lugar vestida en Balmain. Este vestido fue inspirado por su rol en la película Maléfica, donde interpretó a Aurora. El vestido da la ilusión de estar hecho de cristal y pareciera una cascada cayendo hacia sus pies. Además, los pájaros arreglando su vestido, hacen la perfecta referencia a la película.

La Met Gala de este año no solo ofreció una plataforma para la recaudación de fondos y el apoyo al Costume Institute del Museo Metropolitano de Arte, sino que también logró una impresionante fusión de pasado y presente en la moda. Cada uno de los invitados deslumbró en la alfombra roja con interpretaciones modernas de estilos clásicos y homenajes a la naturaleza y la fantasía. La noche se destacó por la creatividad y la atención al detalle, con trajes que despertaban jardines encantados, personajes de cuentos de hadas y referencias a icónicas piezas de moda histórica. Gracias a personajes como Sarah Jessica Parker, Lana del Rey, Emma Chamberlain, Rebecca Hall y Nicki Minaj tenemos inspiración para lo que queda de primavera y el verano que está por venir. Esta noche no solo fue un espectáculo visual, sino también un homenaje a la evolución de la moda y su capacidad para inspirar y reimaginar el pasado en el presente.

Las imágenes para este artículo fueron tomadas de varios sitios de internet.

Autoras:

Isabella Mollinedo

¡Hola! Me llamo Isabella, y mis amigos me dicen Isa o Izzy. Estoy en tercero básico y me encanta escribir, en especial acerca de la moda. Para mí, la ropa y los accesorios son una forma interesante de reflejar quién eres o cómo piensas, por lo que me encanta leer y estar informada de todas las tendencias actuales. En esta columna, encontrarás mucha información de este tema, espero que igual que a mí te termine apasionando la moda.

Artículos de la autora

Emilia Rojas

Me llamo Emilia Rojas, desde siempre me ha gustado leer y expresar mi opinión ya sea hablada o escrita. A veces estoy de acuerdo y a veces no y solo por molestar podría hasta llevar la contraria. Considero que soy crítica, lógica y honesta, aunque en ocasiones  demasiado. Sé parte de mi nueva aventura en donde hablaré de moda y tendencias desde mi perspectiva como un nuevo pasatiempo para formular diferentes puntos de vista y lograr tener una mente más abierta.

Artículos de la autora