Se les conoce como poderes fácticos, o poderes paralelos, a aquellos sectores de la sociedad que funcionan al margen de las instituciones políticas, que no forman parte de ellas, pero que, sin embargo, tienen una gran influencia, ya sea por su gran capacidad para hacer presión por su gran alcance a la sociedad. Estos poderes son muy influyentes y determinantes, por lo menos, en la política guatemalteca.

El poder económico

Este poder es de los principales poderes fácticos. Lo conforma un sector muy selecto de las empresas privadas. Este se convierte en un grupo de gran presión para los tres diferentes organismos (ejecutivo, legislativo y judicial), ya que financia a los partidos políticos y campañas electorales, para luego usarlos a su particular interés, convirtiendo la política en algo rentable.

Los medios de comunicación

Como su nombre lo dice, este poder está conformado por los medios de comunicación, que son fuertes generadores de opinión que ejercen gran influencia en la opinión pública. Los medios podrían conducir a las masas en cualquier dirección, ya que la información nos llega a todos a través de ellos. Nosotros confiamos en que haya transparencia de por medio, en que cuenten y comuniquen las noticias como realmente son, y no como un grupo con intereses económicos y políticos de por medio quiere que se cuenten. Lamentablemente un buen porcentaje de los medios de comunicación hoy en día están ligados a intereses políticos y económicos, y son muy pocos los que están a favor de los intereses reales de la población.

Sindicalismo

Un sindicato es una asociación de trabajadores en descontento, cuyo objetivo es defender sus intereses económicos y laborales en una empresa. Actualmente los más grandes en Guatemala son Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG) con más de 50,000 afiliados y Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG) con más de 25,000 afiliados. Los sindicatos surgen como un síntoma de la falta de un libre mercado, ya que la falta de este provoca un mal desarrollo económico y, por lo tanto, empresarial, lo que hace que empresas carezcan de un buen ambiente laboral.

Organizaciones no Gubernamentales (ONG)

Una Organización no Gubernamental (ONG) tiene la función de hacer ayuda social con base en donaciones. En Guatemala, las ONG que operan con el financiamiento de organismos y organizaciones internacionales actúan de forma similar, respondiendo solamente a intereses económicos y políticos, dejando a un lado su real causa. Sin embargo, hay que reconocer que sí hay organizaciones que han sido de utilidad en la ayuda social, en cambio, otras se dedican a una serie de actividades discursivas con la retórica de moda, más para crear desasosiego e intranquilidad.

Las ONG manejan grandes e influyentes cantidades de dinero provenientes de fondos públicos, lo que las puede hacer, más allá de ser servidoras del desarrollo nacional, ser máquinas de lavado de dinero y corrupción. También hay que tomar en cuenta que hasta hace poco muchas ONG no podían ser fiscalizadas, lo que facilitaba mucho más el lavado de dinero y la corrupción.

Narcotráfico, maras y crimen organizado

Este poder fáctico mantiene de rodillas a la sociedad, tiene la capacidad de infiltrarse en las instituciones del Estado, en especial en el poder judicial. El narcotráfico y las extorsiones en Guatemala, aunque se les ha logrado hacer un buen frente, aún son muy rentables, por lo que estos grupos llegan a acumular muy grandes capitales, capaces de disuadir al Estado y controlar sectores amplios de la sociedad con la compra venta de productos baratos y en la compra de activos con sobreprecios; de esta manera, logran blanquear el dinero. Lo dicho anteriormente genera una desestabilidad económica que hace muy difícil a los ciudadanos y empresarios competir contra alguien que ha obtenido su dinero de manera ilícita y que entra al mercado vendiendo y comprando productos a precios irreales solo para lograr blanquear su dinero.

Iglesia Católica

La iglesia católica trae con ella antecedentes históricos de prestigio y poder, su influencia en la sociedad es de gran importancia y, a pesar de su deber evangelizador, la opinión de personajes de esta influye luego en la opinión de muchas personas; además, ha sido actora en temas de derechos humanos, minería y medio ambiente.

Aunque los oímos mucho individualmente, no como poder fáctico ni paralelo, no solemos darles la importancia que estos grupos realmente tienen. Cada uno de los dichos poderes es sumamente influyente en la política y, aunque no intervengan directamente ni sean parte directa del Estado, son capaces incluso de poner y quitar gobiernos. Grupos con intereses políticos y económicos han dejado atrás las armas y la guerra y han optado por la cooptación de los poderes paralelos.

Bibliografía

Ventura, V. M. (Ed.). (2014). Conflictividad Social. In Más Allá de los Acuerdos de Paz (pp. 109–122). Manuel Valverde.

Autor

Sebastián Alvarez

Estudiante de Cuarto Bachillerato, apasionado por la política y la economía. Disfruto mucho de leer, tocar piano y pasar tiempo con mi familia y amigos.

Artículos del autor