¿Cómo podemos cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo?

«En una mente desordenada, como en un cuerpo desordenado, el sonido de la salud es imposible», mencionó Cicerón​. Nos quiere decir que, si no hay un balance entre nuestra mente y nuestro cuerpo, difícilmente habrá salud. Por eso es importante cuidarlos para vivir una vida sana y sentirnos bien. Necesitamos la salud para poder disfrutar de la vida, porque solo hay una y es mejor si la aprovechamos. Por esta razón, en este último artículo de M&C quiero escribir sobre la importancia de los finales y las conclusiones. También una guía de cuidado para nuestro cuerpo, mente y emociones.

Finales

Puede ser triste cuando se acaba una serie, un libro, una saga y queremos saber qué más pasará con los personajes. A veces, esto pasa en la vida real, pues debemos terminar proyectos, ciclos escolares, procesos, etc. De hecho, la vida no es infinita, por eso tenemos que pensar muy bien qué hacer con ella y cómo vivirla al máximo a nuestra manera. Tener una meta o un final en mente es una forma de abrir y cerrar etapas y ciclos en nuestra vida. Las etapas de la vida nos dan oportunidad a ser cada vez mejores. Además, saber que algo tiene que terminar, inconscientemente, nos hace poner más esmero y empeño en eso que hacemos.

Imaginemos que la vida fuera infinita. Muchos de nosotros no haríamos lo que hoy hacemos, no tendríamos ningún propósito y tendríamos que adaptarnos a esa realidad. Entonces, tener en mente una conclusión ayuda a nuestra mente a enfocarse en lo que más importa para nosotros, porque sabemos que tenemos el tiempo limitado. Pero esto no es una razón para entristecerse, al contrario, es una razón para vivir. Como nada dura para siempre, tenemos que disfrutar el inicio, proceso y final de cada etapa, proyecto o momento. Si nos damos cuenta, nunca volveremos a vivir un día exactamente igual, nunca volveremos a tener la misma edad que tenemos ahora y nunca volveremos a vivir una experiencia por primera vez. Tener un final ayuda a mantener a la mente activa y pendiente, nos hace disfrutar más los inicios y los días difíciles.

Consejos para cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo

  1. Imaginar: es importante ser creativos, pensar diferente y ser capaces de pensar en las cosas que son «imposibles». Esto nos permite ser curiosos, descubrir y experimentar y crea memorias de las cuales aprenderemos.
  1. Nutrirse: no es lo mismo comer y nutrirse. Nuestro cuerpo necesita minerales, vitaminas, proteína, carbohidratos, lípidos y ácidos nucleicos. Es importante que los consumamos en cada comida del día para proporcionar lo suficiente a nuestro cuerpo, no más ni menos.
  1. Escuchar o tocar música: con ella no solo nos relajamos, sino que nos identificamos cuando en realidad nos gusta. Nos da diferentes habilidades de motricidad y mejora nuestro sentido del oído, además de que nos permite expresarnos y es un buen soporte emocional.
  1. No aferrarse a los estereotipos: cuando criticamos a una persona, nosotros somos los que nos llenamos de emociones negativas. Nos ponemos bloqueos mentales y esto no nos permite ver lo bueno en los demás, así es muy difícil sentirnos tranquilos con nosotros mismos.
  1. Hacer deporte o ejercitarse: para un cuerpo sano no solo se necesita una mente sana, también necesita movimiento y fuerza para poder funcionar mejor. De esta forma, también evitamos enfermedades a largo o corto plazo. Además, nos da diferentes habilidades que nos pueden ser útiles en la vida cotidiana.
  1. Tener metas: para que nuestra mente se pueda concentrar en algo, debemos saber qué es lo que queremos, ya que obtenemos valores como la disciplina y la responsabilidad. Lograr las metas puede ser un camino fácil o difícil, podemos ganar, pero nunca perdemos porque siempre aprendemos.
  1. Controlar nuestras emociones: si no tomamos control de ellas, ellas tomarán control de nosotros y eso puede traer consecuencias en algún momento. Es importante mantener la salud emocional porque también es importante sentir para vivir el momento.
  1. Evitar el exceso del uso de la tecnología: esta es un invento impresionante y está ayudando al desarrollo humano, pero en exceso puede ser dañina para nuestra vista, para nuestra mente y nuestro cuerpo. A veces nos detiene de hacer actividad física y nos «encierra» en una burbuja de la cual es difícil salir después.
  1. Dormir: esto nos mantiene activos al momento de estar despiertos. Gracias a esto, nuestra mente y nuestro cuerpo funcionan. Es sano porque necesitamos el descanso para poder seguir con nuestras actividades cotidianas. Ayuda al mejor funcionamiento de muchos órganos y nos ayuda a memorizar.
  1. Ser flexibles mental y corporalmente: ser flexibles mentalmente aumenta nuestras oportunidades porque no nos cerramos a nuevas ideas. Ser flexibles corporalmente ayuda a nuestros músculos porque les otorga más movilidad y evita lesiones. Es importante mantener ambas.
  1. Leer: nos transporta a otro mundo y otra realidad cuando realmente lo disfrutamos. Además, mantiene ocupada a la mente y relaja al cuerpo. Aumenta nuestro vocabulario y nuestras habilidades de escritura, al igual que nos hace pasar un buen momento.
  1. Pasar tiempo en la naturaleza: es una excelente forma de oxigenación para darle un respiro a la mente y al cuerpo, sentirnos relajados y tranquilos. Cuando mantenemos contacto con la naturaleza, nos despejamos de la cotidianidad y del estrés.
  1. Buscar un hobby: este nos entretiene y nos permite disfrutar momentos haciendo lo que nos gusta. Un hobby es una actividad con la que siempre vamos a poder relajarnos y sentirnos bien haciéndola.
  1. Tener y buscar compañía: es importante el tiempo a solas, pero no todo el tiempo. Necesitamos habilidades sociales para tener una mejor salud emocional, tener alguien con quien compartir nuestro tiempo, ya sea un amigo, un familiar o una mascota.
  1. Reír: cuando reímos reducimos el estrés y mejoramos nuestras habilidades sociales. Lo hacemos inconscientemente, pero siempre es bueno buscar hacerlo porque, como dijo Charles Chaplin, «Un día sin una sonrisa es un día perdido».

¿Cómo podemos cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo?

Tratando de ser felices y viviendo la vida a nuestra manera buscando siempre el camino más sano. Espero que todos mis artículos les hayan ayudado un poco a informarlos y a encontrar prioridades y maneras de disfrutar la vida. Recordemos que las conclusiones son importantes para que nuestra mente se enfoque y mantener un balance en nosotros. ¡Así que cerremos nuestro ciclo con una mente sana y un cuerpo sano!

Autora

Elena Monterroso

Me llamo Elena Monterroso. Constantemente estoy en la búsqueda de aprender cosas nuevas y siempre me ha gustado escribir. Hablo español, inglés, francés y estoy estudiando el idioma ruso. Disfruto tocar el piano y estoy aprendiendo a tocar violín. Me encanta pintar, el arte del cine y del espectáculo y, sobre todo, la ciencia y la química. Practico gimnasia artística desde los tres años, este deporte es una gran parte de mi vida, ya que siempre me ha gustado ese sentimiento de libertad cuando estoy en el aire realizando alguna acrobacia. Es por todo lo anterior que escribo acerca de la mente y el cuerpo, pues me parece muy interesante cómo ambos pueden hacer que una persona realice cosas tan diferentes.

Artículos de la autora