¿Por qué es importante reír para nuestra salud?

«La risa mejora la calidad de vida», me dijo mi abuelo Pedro Luis Alonso, quien me recordó que es mejor reír de nuestros errores que desanimarse por ellos. La risa es algo natural, y el humor de cada persona es diferente, entonces no siempre entendemos el humor de los otros. Cada quien se ríe por diferentes chistes o situaciones, a algunos es difícil hacerlos reír y otras personas se ríen con cualquier cosa. Algunas personas ríen poco y callado y otras ríen mucho y muy fuerte, pero algo es seguro: todos hemos reído más de alguna vez en nuestra vida.

La risa es una de las formas de expresión que ha sido estudiada por los investigadores y los científicos desde hace mucho tiempo. El área del cerebro encargada de la risa es la corteza cerebral. Esta es una emoción que se transmite a través de un gesto y nos ayuda a crear y mantener lazos sociales. Cuando reímos (además de que nuestro cerebro libera dopamina), se activan muchos músculos en el área del pecho. No hay ningún movimiento en la lengua, labios o mandíbula, sino que la acción es provocada por presión en la caja torácica. Para cada persona, se activan diferentes músculos, por lo que cada quien se ríe y emite sonidos distintos. Un estudio demostró que la mayoría de personas en una conversación ríe de 5 a 7 veces por cada 10 minutos, y el promedio de risas por adulto en un día común es de 18 veces. Además, por cada carcajada inhalamos el doble de aire que con una respiración constante, lo cual es bueno para la oxigenación.

Reír no solo nos afecta a nosotros, sino que también a las personas alrededor, porque es una forma de conectar con las demás personas y una forma de convivencia. Con ella generamos optimismo en nosotros mismos y en las personas que nos rodean. También puede aliviarnos de cualquier sentimiento negativo.

¿Sabías que si sonríes, aunque no estés feliz, es muy probable que tu estado de ánimo cambie en ese momento? Con una sonrisa podemos cambiar muchas cosas, desde la percepción que la gente tiene de nosotros, hasta nuestra percepción hacia ellos. Algunos especialistas lo consideran como una terapia que puede tener un enorme impacto en el tratamiento de la depresión, la ansiedad y el estrés. Estudios confirman que cerca de un 60% de pacientes se recuperan con ayuda de la risa. Es importante disfrutar cada vez que reímos porque puede ser que una simple carcajada cambie nuestra perspectiva de la realidad. No solo los chistes y bromas nos hacen reír, en realidad reímos con más frecuencia, en especial cuando estamos con personas con las que sentimos confianza.

Por supuesto, la risa tiene beneficios en nuestra fisionomía y cuerpo. Al reír se activan algunos músculos que no usamos con mucha frecuencia, además cuando nos reímos fortalecemos nuestro diafragma y esto ayuda a los pulmones y corazón. Reduce la presión arterial y mejora el aspecto de la piel gracias a la dosis de oxigeno que reciben los pulmones y también porque los conductos lacrimales se abren, entonces el rostro se humedece y toma más color.

Entonces, ¿por qué es importante reír para nuestra salud? Pues todo se resume a que esto fortalece nuestras habilidades sociales (lo cual fortalece nuestra estabilidad emocional), nos mantiene activos mentalmente y nos libera de todo aquello que nos aburre hacer, es como una explosión de felicidad. Una sola sonrisa puede mejorar nuestro día o el de alguien más. ¡Así que sonríe, ríe y disfruta!

Autora

Elena Monterroso

Me llamo Elena Monterroso. Constantemente estoy en la búsqueda de aprender cosas nuevas y siempre me ha gustado escribir. Hablo español, inglés, francés y estoy estudiando el idioma ruso. Disfruto tocar el piano y estoy aprendiendo a tocar violín. Me encanta pintar, el arte del cine y del espectáculo y, sobre todo, la ciencia y la química. Practico gimnasia artística desde los tres años, este deporte es una gran parte de mi vida, ya que siempre me ha gustado ese sentimiento de libertad cuando estoy en el aire realizando alguna acrobacia. Es por todo lo anterior que escribo acerca de la mente y el cuerpo, pues me parece muy interesante cómo ambos pueden hacer que una persona realice cosas tan diferentes.

Artículos de la autora