«Eres lo que comes» es una célebre frase del filósofo Ludwig Feuerbach. Esta frase no quiere decir que somos lechuga, carne de res, arroz, quiere decir que nuestro cuerpo refleja la forma en la que nos alimentamos. Como mamíferos, nuestro sistema procesa la comida de una manera única y tenemos que cuidarlo, ya que es un organismo que depende de un equilibrio muy delicado.

La comida es la base de nuestra vida. Es lo que nos da la energía para trabajar, estudiar, ejercitarnos y hacer cosas en nuestra vida cotidiana. Existe una enorme variedad de alimentos que podemos consumir, pero ¿cuáles son beneficiosos? Tenemos que aprender a diferenciar entre los alimentos que son sanos y los que no. Por ejemplo, no todos los alimentos que contienen grasa son malos. Hay grasas buenas, estas se llaman grasas insaturadas y se dividen en dos tipos: grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Estas grasas protegen al cuerpo de las enfermedades cardiacas. En cambio, las grasas malas (llamadas grasas saturadas o grasas trans) causan niveles altos de colesterol que ponen en peligro la salud del corazón. Algunos alimentos que contienen grasas buenas son el aguacate, los frutos secos (maní, almendras, nueces), el pescado (más que todo el salmón), aceitunas, el huevo y el aceite de oliva. Estos alimentos son buenos para nuestro organismo y deben incluirse en una dieta balanceada, sin miedo a consumirlos.

La comida que debemos evitar es la procesada, ya que contiene químicos que dañan y debilitan nuestros sistemas. Algunos ejemplos de esta son: comida altamente azucarada, alta en sodio, con grasas saturadas o con colorantes artificiales. ¿Por qué no llamo a esta comida «alimentos»? No los llamo así porque en realidad no alimentan ni nos nutren, solamente satisfacen la necesidad de recibir algo en el estómago.

En los alimentos hay bacterias buenas para la flora intestinal. En nuestro intestino habitan millones de bacterias de las cuales depende nuestra salud, pues extraen los nutrientes de los alimentos. Los alimentos que las contienen y que nos benefician son los naturalmente fermentados (como el yogur, el kéfir, el sauerkraut y la kombucha). Los mejores alimentos para nuestra salud y que nos ayudan a prevenir cualquier tipo de enfermedad es la comida de la «tierra a la mesa», es decir, lo menos procesado industrialmente.

¿Qué es una dieta balanceada y variada? Nuestro plato debe tener variedad de colores (esto nos asegura que obtendremos diversos nutrientes y vitaminas) y debe ser en porciones pequeñas. Siempre nos dicen que debemos comer frutas y verduras, pero hay que recordar que todo en exceso es malo. La fruta contiene fructosa, algunas en cantidades considerables, por eso debemos consumirla con moderación, al igual que todos los otros alimentos. ¿Qué debe contener un plato ideal? En cada tiempo de comida debería haber proteínas magras, vegetales y carbohidratos simples y complejos saludables (fruta, arroz, papa, camote, cereales integrales; lentejas, garbanzos, frijol, zanahorias, repollo, etc.) Nunca es bueno evitar este tipo de carbohidratos, la única excepción es si un médico profesional lo indica.

Siempre comemos, ¿pero cuando nos alimentamos? Nos alimentamos cuando consumimos nutrientes que construyen nuestro cuerpo, no cuando lo dañan. En la vida tenemos que saber tomar decisiones, entonces bebe ocho vasos de agua al día, haz ejercicio y ¡come bien!

Autora

Elena Monterroso

Me llamo Elena Monterroso. Constantemente estoy en la búsqueda de aprender cosas nuevas y siempre me ha gustado escribir. Hablo español, inglés, francés y estoy estudiando el idioma ruso. Disfruto tocar el piano y estoy aprendiendo a tocar violín. Me encanta pintar, el arte del cine y del espectáculo y, sobre todo, la ciencia y la química. Practico gimnasia artística desde los tres años, este deporte es una gran parte de mi vida, ya que siempre me ha gustado ese sentimiento de libertad cuando estoy en el aire realizando alguna acrobacia. Es por todo lo anterior que escribo acerca de la mente y el cuerpo, pues me parece muy interesante cómo ambos pueden hacer que una persona realice cosas tan diferentes.

Artículos de la autora