Nosotras en lo personal siempre tratamos de dar esa impresión de que tenemos una sonrisa en la cara y todo está bien, pero hay momentos en nuestras vidas en que el sol no nos ilumina, y si tú estás triste o tu sol no te está iluminándote, está bien: llora, comparte tus sentimientos con seres queridos. Somos como una esponja, lo acumulamos todo y llega a un punto donde lo soltamos y esto es como una explosión, eso está mal. Cuando quieras llorar, llora, está bien, llora todo lo que necesites.

Como un sabio dijo: «Después de la lluvia siempre hay un arcoíris». Deja pasar el tiempo, deja que todo fluya, pide ayuda, pues pedir ayuda de alguien cercano es importante para nuestra madurez, pedir ayuda nos ayuda a crecer y a que todo con lo que cargamos en nuestros hombros pueda ser liberado, poco a poco o todo de un solo. El hecho de contarle algo importante o personal a alguien cercano nos ayuda a dejar atrás nuestros problemas, a liberarnos. No hay que ser orgullosos, cuenta lo que sientes, si te lo reservas por mucho tiempo después será muy tarde, explotarás. Debes de confiar.

La autoestima. «El qué dirán» como adolescentes nos afecta demasiado, cada día nos preocupamos por esto; cuando nos vemos al espejo nos cuestionamos y nos hacemos esta pregunta; nos preocupamos por cómo nos vestimos, nuestro cuerpo etc., pero nos dimos cuenta de que no tenemos que vivir por los demás. Tenemos que vivir por nosotros, todos tenemos inseguridades, pero hay que aprender amarnos tal y como somos. Solo tenemos una vida y estar gastando nuestro tiempo valioso pensando en esto está mal. Encuentra amigos o familiares que cuando estés con ellos te sientas seguro/a y simplemente sé tú. Mírate al espejo y di «wow».

Los adolescentes tenemos muchas inseguridades. Por nuestra edad, está bien si tienes una que otra inseguridad y la tratas sin cariño, si no te importa. Pero si estas inseguridades te afectan en tu día a día, eso sí que está mal. Las inseguridades son parte de nuestro crecimiento y tener alguna que otra está bien una vez que no te afecten en tu vida diaria y no afecten tu entorno. Si tienes muchas inseguridades trata de quererte más a ti mismo. El amor propio es importante para nuestra madurez y también para nuestra salud, tanto mental como física. Antes de juzgarte a ti mismo, vete al espejo y di: «me quiero como soy». Esto es importante ya que así aprenderás a tener amor propio. No es necesario hacer lo que te dijimos; si tienes otras estrategias para darte amor a ti mismo, entonces dale viaje y que no te importe demasiado la opinión de los demás.

Esperamos que esto te ayude para quererte más a ti mismo y para mejorar como persona, siempre pon tu salud mental y física primero. Primero debes ser amigo/a de ti mismo/a y debes conocerte, descubre lo que quieres. ¡Nos vemos en un mes!

Foto de George Milton en Pexels

Autoras

Ana Isabel Barrios

Hola, soy Ana Isabel Barrios y me gusta pintar, leer y, en este caso, escribir. Tengo dos hermanos, mi papá es ingeniero civil y mi mamá es economista. Yo quiero ser arquitecta, me gusta mucho todo lo de los diseños de las casas y edificios. Me gusta jugar Minecraft, Zelda Breath of the Wild y Roblox. A mí me gusta hacer deporte, tenis en específico. Soy amable, alegre y soy bastante introvertida me gusta escuchar música.

En nuestros artículos generalmente hablaremos acerca de nuestra vida como adolescentes y temas que nos hacen pensar y cómo vemos el mundo como adolescentes. Cada sección de «Our Highschool» presentará un tema diferente y común entre nosotros, los adolescentes.

Artículos de la autora

Sabrina del Valle

Hola, mi nombre es Sabrina del Valle. Me gusta muchísimo tomar fotos, me encantan los deportes, en especial el tenis, soy extrovertida, amable y alegre. También me gusta expresar mis sentimientos al escribir y también en canciones.

En nuestros artículos generalmente hablaremos acerca de nuestra vida como adolescentes y temas que nos hacen pensar y cómo vemos el mundo como adolescentes. Cada sección de «Our Highschool» presentará un tema diferente y común entre nosotros, los adolescentes.

Artículos de la autora