El 10 de septiembre los alumnos de la XXV promoción presentaron el resultado de su Seminario, en esta oportunidad se trabajó como tema eje el Plan Nacional de Desarrollo K’atun Nuestra Guatemala 2032, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la diversidad cultural y lingüística de Guatemala. A pesar del reto que implicó trabajar en comunidades en las que la lógica de la campaña electoral hace que las personas quieran siempre “algo a cambio” o la organización es complicada porque los líderes están en diferentes partidos,  este proyecto es fundamental como último paso de los estudiantes hacia su vida universitaria y profesional. Además, es el resultado de un proceso de investigación-acción que parte de la realidad guatemalteca para contribuir a la solución de problemas en una comunidad.

Los estudiantes se dividieron en nueve grupos y aprendieron a trabajar en equipo. Cada grupo investigó y planificó una acción a partir de un diagnóstico que fue implementada en una comunidad específica. Un grupo trabajó con el COCODE de Puerta Parada, otro con el COCODE de San Nicolás. Tres grupos trabajaron con escuelas, uno en San Nicolás y dos en la aldea El Platanar. Dos grupos trabajaron directamente con líderes comunitarios de la Aldea el Platanar. Además, un grupo trabajó con las estudiantes que viven en el Convento de las Clarisas y otro con alumnas del Hogar San Nicolás.

Viviana Rosito expresó durante la presentación que uno de los procesos más significativos para la promoción fue el diagnóstico y habló sobre la experiencia:

“A partir del diagnóstico, elaboramos una propuesta de acción vinculada a nuestra investigación, pero respondiendo a las necesidades de cada comunidad. Antes de implementarlo, regresamos a la comunidad para presentar nuestra propuesta y así, que el trabajo fuera en conjunto.

Por último, se llevaron a cabo las acciones, que, en su mayoría, generaron un impacto positivo en nosotros y en cada comunidad. No todo fue fácil y tuvimos dificultades, pero aprendimos para la vida y le dimos sentido a Seminario, para lo cual nos sirvió mucho ser pacientes, agradecidos, responsables, proactivos, asertivos y capaces de trabajar siempre en conjunto con la comunidad. Con esto, cumplimos nuestros objetivos como promoción e hicimos un trabajo enriquecedor y significativo que disfrutamos después de tanta preparación.”

Por otro lado, se llevó a cabo un foro moderado por Sabrina Salazar. En este participaron estudiantes y Marisol Ajanael estudiante en el convento las clarisas y Carolina Ruiz, su maestra. A través de su experiencia quedó en evidencia que el trabajo en Seminario es significativo para la comunidad y para los estudiantes.

Al final, los alumnos de quinto bachillerato hicieron que este proceso fuera una forma de responder como jóvenes a su país porque tienen el deseo de que Guatemala sea mejor. Ahora, reafirman que quieren transformar su sociedad y que les quedó la espinita de velar siempre por su comunidad.

“…el ciudadano no es aquel que vive en sociedad: ¡Es aquel que la transforma!”

Augusto Boal

galería de fotos