La canción de Youth me parece muy personal. Es una canción que captura el sentimiento de una ruptura de lo que se podría considerar nuestra generación. La canción comienza con un tono emotivo. En la primera estrofa dice:

«Shadows settle on the place, that you left
Our minds are troubled by the emptiness
Destroy the middle, it’s a waste of time
From the perfect start to the finish line».

La introducción a esta canción nos dice desde el principio que quien la canta se siente abandonado. La persona que una vez quisieron se ha vuelto una sombra, eso es lo único que queda de ella, un recuerdo. Su mente está vacía, pero no es un vacío que la deja en paz es un vacío que la persigue y molesta. Un vacío que piensa sobre «from the perfect start to the finish line» tal vez con la esperanza de que su historia tenga un final adecuado.

«And if you’re still breathing, you’re the lucky ones
‘Cause most of us are heaving through corrupted lungs
Setting fire to our insides for fun
Collecting names of the lovers that went wrong
The lovers that went wrong».

Este segundo verso tiene una de las frases que más me impactan de la canción. «Setting fire to our insides for fun», creo que es algo muy de la humanidad, pero sobre todo de la juventud, tomar sustancias que son dañinas para nosotros por el momentum que nos dan. Aunque sepamos que el sentimiento será efímero y que nos causan daño, lo hacemos por la emoción. Coleccionar los nombres de los amores que han terminado mal para mí es una metáfora de que, aunque superemos a alguien, una parte de esa persona siempre se queda con nosotros. De una manera o otra nos deja algo que siempre recordaremos.

«We are the reckless
We are the wild youth
Chasing visions of our futures
One day we’ll reveal the truth
That one will die before he gets there».

El coro se refiere a la juventud como descuidada pues así es lo que es ser joven: ir por la vida con el tonto sentimiento de que nada nos afecta. Hasta que llega el momento de pasar a la adultez y tenemos que perseguir esa visión de nuestro futuro que no estamos seguros ni siquiera de poder revelarlo a nosotros mismos. Tal vez el único momento en que podamos revelarnos la verdad a nosotros mismos sea en las puertas del cielo, en el lecho de nuestra muerte.

«And if you’re still bleeding, you’re the lucky ones
‘Cause most of our feelings, they are dead and they are gone
We’re setting fire to our insides for fun
Collecting pictures from the flood that wrecked our home
It was a flood that wrecked this
And you caused it».

            En esta parte, la cantante llama afortunados a aquellos que aún pueden sangrar, como metáfora de experimentar sus sentimientos, pues según ella los sentimientos de muchos están muertos. El hogar de la cantante y a quien se la dedica ha sido arruinado por una inundación, una inundación que ella culpa en el otro. Ahora solo puede recolectar imágenes de lo que alguna vez fue el hogar de ambos.

«Well I’ve lost it all, I’m just a silhouette
A lifeless face that you’ll soon forget
My eyes are damp from the words you left
Ringing in my head, when you broke my chest
Ringing in my head, when you broke my chest».

Esta es la parte mas emotiva de la canción, la cantante parece acusar a quien se la dedica que ella perdió todo, sin la otra persona es solo una silueta vacía. Pronto la persona a la que le habla se olvidará de ella, será solo una cara que alguna vez reconoció, pero ella no es nadie sin el otro. Las últimas palabras que le dijo nunca dejan su mente, pues son las palabras que la rompieron en pedazos.

«And if you’re in love, then you are the lucky one
‘Cause most of us are bitter over someone
Setting fire to our insides for fun
To distract our hearts from ever missing them
But I’m forever missing him
And you caused it».

La canción termina con casi un susurro de la cantante diciéndoles dichosos a aquellos que se consideran enamorados, pues muchos no corren la misma suerte. Van por la vida haciendo cosas con la excusa de distraerse para poder olvidar a aquella persona que los dejó. Pero ella siempre está extrañándolo a él. Y es la culpa de él.

Autora

Elizabeth Magaña

¡Hola! Mi nombre es Elizabeth y soy una estudiante de Tercero Básico. Me ha interesado la literatura desde los ocho años cuando leí Harry Potter. Me gusta la música, escribir y leer. Considero la literatura una manera de expresar lo que sentimos y cómo vemos al mundo. Este es un espacio donde hablaré del último tema que logró captar mi atención, desde música, libros, películas o experiencias. Y diré la manera en que me han afectado.

Artículos de la autora