Nunca sé de qué escribir. Es cierto, tengo dos semanas entre cada publicación y ese tiempo lo podría utilizar en pensar de qué voy a hablar para la siguiente semana. Pero nunca se me ocurre nada. Hablar de mi abuelita que amo con todo mi corazón es muy personal y volver a recomendar algo es muy repetitivo.

En vez de pensar sobre lo que voy a escribir la próxima vez, me la paso pensando con mi mejor amiga de cuando nos vayamos a Grecia, de la vida que vamos a tener a la orilla del mar (posiblemente oyendo ABBA).

Escucha a ABBA:

Me la paso con mi mamá discutiendo de la novela que estamos viendo, La Venganza de Analía (está en Netflix, de verdad muy buena) y de por qué Pablo de la Torre es el mejor hombre que hay en este mundo.

Conoce La Venganza de Analía

En vez de pensar en nuevos temas, escucho Fine Line de Harry Styles sin parar. Hago té frío con mi hermano en los almuerzos. Decido maquillarme a la una de la mañana y ver Harry Potter a las dos.

Hago deberes en la tarde y siempre trato de adelantar todo, porque eso de entregarlos a las seis me cuesta a veces. Me entretengo leyendo el libro que leemos en literatura, platicando con mis amigos, extrañando todo y al mismo tiempo siendo feliz en donde estoy.

Me cuesta encontrar un tema cada dos semanas porque, como ven, hago de todo y al mismo tiempo no hago nada. Es mi culpa, pero cada vez que me siento a escribir, muchas de las veces, las palabras solo fluyen.

Prometo tener un tema para la otra semana; perdón, para dentro de dos semanas.

Autora

Liah Mena

Me llamo Liah, me gusta mucho escuchar música, leer, ver series y películas. Me encanta pasar tiempo con mi familia, hacer cosas juntos y poder platicar con ellos. Me gustan todo tipo de libros y películas. Admiro a personas como Malala y mis abuelos.  Bienvenidos a mi columna Vertebral 🙂 .

Artículos de la autora