Todos los humanos pasan, aproximadamente, dos tercios de su vida inconscientes en una cama. A esto le llamamos «dormir ocho horas al día». Conforme han pasado los años, los científicos han hecho miles de estudios para descubrir cómo funcionan los ciclos del sueño, han llegado a la conclusión de que nuestra calidad de vida está directamente conectada con la calidad de nuestro sueño y el número de horas que pasamos durmiendo.

El inicio de los estudios sobre el sueño es relativamente reciente. Aunque el interés en él siempre ha estado ahí, las preguntas básicas como «por qué dormimos» y «qué es el sueño» son preguntas que filósofos y científicos se han hecho por años. Ambas son preguntas que, hasta hoy, no tienen una respuesta completamente satisfactoria.

Así como nosotros, el sueño evoluciona conforme crecemos, no necesitamos dormir, o dormimos de la misma manera siendo un niño que siendo un anciano. La edad es un factor decisivo para la cantidad de horas de sueño que necesitamos. Un bebé necesita de 18 a 14 horas de sueño (lo cual es más de la mitad del día.) Un niño duerme entre 9 y 10 horas, mientras que un adulto suele dormir, solo de 7 a 8 horas. A partir de esta edad, el ciclo se repite y el adulto mayor cada vez necesita más horas de sueño. Sabemos que el sueño ideal es de 7 a 8 horas, mas los científicos han afirmado que cada persona puede generar su propio patrón de sueño. Esto significa que existen personas con sueño corto (de 5 a 6 horas de sueño) mientras que existen personas de sueño largo qué pueden llegar a ser hasta 11 horas de sueño. Sabiendo todo esto, te puedo decir que todavía no hay una respuesta concreta para saber cuántas horas de sueño necesitas para tener buena salud, lo que por ahora podemos analizar y obtener de todas te información es que la cantidad de sueño que necesitas es la cantidad que a ti satisfaga.

El sueño tiene ciertas características propias que se han logrado identificar a lo largo de los años. Este viene cada 24 horas y se mezcla o relaciona con otro estado, que es la vigilia. La fisiología de nuestro cuerpo puede alterarse mucho mientras dormimos, ya que dependiendo de si hayamos dormido normal o anormalmente puede llegar afectarnos inconscientemente. Estudios actuales han demostrado que un quinto de las personas manifiestan serios problemas y grandes quejas con sus ciclos del sueño y su dificultad para adquirirlo. Los trastornos que presentan estas personas se ven reflejados con serios problemas en la sociedad, lo cual provocó que muchos doctores y científicos se preocuparan y tomaran como prioridad buscar una solución para esto.

El sueño es algo que muchos de nosotros apreciamos demasiado. Descansar y reponer fuerzas es uno de los sentimientos más satisfactorios comprobado por los científicos que han basado sus carreras en el sueño, pero también es algo muy interesante de entender. Hay muchos detalles que no mencioné y que realmente son muy increíbles.  por ejemplo, cómo funcionan los sueños o qué causa este sentimiento de estar a punto de caerte antes de irte a dormir.

Foto de Mo en Pexels

Autora

Miranda Ovalle Asensio

Mi nombre es Miranda Ovalle Asensio. Nací el 11 de marzo del 2006 en la ciudad de Guatemala. Soy una persona muy apasionada por vivir la vida un día a la vez. ¡Si puedo ayudar a quien sea en el camino, lo haré sin dudas! Disfruto de viajar y conocer cosas nuevas. Pero la mejor manera de pasar mi tiempo es platicando por largos ratos y riéndome con las personas que más amo.

Artículos de la autora