«Existe más poder en un fuerte abrazo, que en mil palabras bien articuladas.»

Ann Hood

Abrazos. Me gusta pensar que la razón por la que ansiamos tanto los abrazos es porque son lo más parecido que tenemos a que nuestros corazones se toquen. Nunca hay que subestimar el poder de un abrazo. Un abrazo en el momento indicado puede cambiarlo todo.

La magia de un abrazo viene de que, como seres humanos, estamos programados para buscar contacto físico. Cuando abrazamos a alguien, el contacto físico libera una hormona en nuestro cuerpo llamada oxitocina. Liberar esta hormona durante un abrazo nos crea un sentimiento de calidez, puede relajarnos, nos proyecta confianza y conectamos con la otra persona. La oxitocina es la misma hormona que liberamos al nacer, la que nos hace crear un lazo con nuestras madres, los científicos la consideran la hormona del amor. Abrazar nos ayuda a crear lazos con las personas, es la clave para mejorar nuestras relaciones.

En nuestro día a día lidiamos con todo tipo de sentimientos. Nos podemos encontrar en ocasiones donde ninguna palabra puede darnos confort, pero un abrazo o que alguien te ofrezca la mano puede darle vuelta a tu mundo. El simple hecho de sentir la mano de alguien en tu hombro libera un poco el peso difícil y da un poquito de luz. Para mí, compartir un abrazo es dar un regalo que indirectamente te das a ti. Te abrís a la oportunidad de conectar con la otra persona. Un abrazo te puede dar paz, calidez y confort. Un abrazo puede ser eso que necesitas, solo te debes dejar recibirlo y abrirte a darlo.

Un abrazo es simple y sencillo y fácil de darlo por sentado.  Subestimamos la importancia del contacto físico. Pero ahora, más que nunca, nos damos cuenta de cómo todo puede cambiar y algo que parecía siempre ser una opción puede desaparecer. No olvides el poder de un abrazo, regala uno cuando puedas, siempre que sea seguro, y no lo lamentaras.

Autora

Ania Carranza

¡Hola! Soy Ania Carranza. Estoy en mi último año de secundaria. Amo todo lo relacionado con el arte. Desde siempre me ha gustado leer, escribir, pintar y la música. Soy de esas personas que quieren y están dispuestas a intentarlo todo. Pienso que el mejor regalo es una sonrisa y que con pasión y dedicación se logra todo.

Artículos de la autora